Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia en la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.

OK

Piscina climatizada

"Flotar" y relajarse en agua salada de 34 grados

Las articulaciones cansadas y un cuerpo pesado lo agradecen de manera especial. Pero no sólo a las personas con artrosis o estados de agotamiento les gusta utilizar nuestra pequeña piscina climatizada. Al contrario, para muchos es un lugar tranquilo para relajarse, estimular el flujo linfático y relajar la piel.

Las personas con problemas circulatorios, tras haber sufrido trombosis, derrames cerebrales o infartos, deben consultar a su médico antes de la utilización y dejarse aconsejar sobre la duración y las condiciones. Los niños pueden utilizar la piscina únicamente previa autorización médica y acompañados por un adulto. El perfecto estado higiénico es obtenido por medio del tratamiento del agua automático mediante electrólisis de la sal marina.

Nuestra piscina cubierta y climatizada por energía solar está abierta todo el año.

 

> más fotos